vestidos en invierno

¿Quién dijo que no podíamos llevar vestidos en invierno? Elegancia, confort y calidez no están reñidos si hace frío. No hay nada como combinar los vestidos adecuados para afrontar el invierno con un estilo único. Hoy os proporcionaremos algunas pautas para que luzcas vestidos invernales con innegable atractivo y mucha calidez.

 

Como combinar vestidos en invierno para un look perfecto

Si no quieres pillar un resfriado cada vez que te pongas un vestido en invierno, pero tampoco estás dispuesta a renunciar a tu vocación fashionista, sigue leyendo: ¡este contenido te interesa!

Aprovisiónate de complementos

Los accesorios son, a menudo, claves para poder desenvolverte en invierno con un vestido bonito. Los leotardos, o en su defecto las medias gruesas, las maxibufandas, los gorros, los guantes y las botas de caña alta son tus mejores aliados en este propósito. Así que ten en cuentan cómo son tus vestidos de invierno a la hora de elegirlos: asegúrate de que combinan a la perfección o son lo suficientemente polivalentes para ayudarte a definir estos look.

 

Jerséis de punto

Una tendencia favorecedora y superpráctica es combinar, en esta época del año, vestidos de tirantes o escotes creativos con suéteres ajustados de punto con cuello cisne o vuelto. Lo mejor es llevarlo por dentro, combinando su tonalidad con los colores del conjunto; pero también puedes escoger un jersey oversize para lucir un estilismo más bohemio, cercano al grunge.

 

Vestidos largos

Este periodo del año es perfecto para que te pongas vestidos largos, del tipo que te gusten. Eso sí, asegúrate de combinarlos con leotardos, medias cálidas y botas mosqueteras, de manera que puedas sentir su calidez debajo de la tela.

 

Look de superposición

Lo vintage no deja de ser tendencia. ¿Sabes cómo se protegían nuestros bisabuelos cuando llegaba el frío? Superponiendo capa sobre capa para blindarse ante esas temperaturas tan bajas. Esa es la idea: impulsar un outfit personal ecléctico y potente mezclando distintas prendas, además de tu vestido. Por ejemplo, una camiseta térmica, un jersey, medias, calcetines, chaqueta de entretiempo y un buen plumas superpuesto.

 

Un enfoque alternativo

¿Cuál es la mejor combinación para evitar el frío? Elegir un vestido que te guste… y ponértelo sobre unos pantalones. Dependiendo del estilo, puedes usar leggings, slim fit tejanos o incluso un pololos de tejido cálido. Realmente es un conjunto muy atrevido, pero cada vez son más las mujeres que nos animamos a cambiar las cosas y lucir como nos gusta. ¿Una idea top? Vestido con estampado creativo de tela suave y vaporoso sobre vaqueros pitillos, zapatillas sporty y cazadora denim con interior y adornos de borreguito. ¡El frío no podrá contigo… y estarás muy estilosa!

 

Apuesta boho

El estilo boho chic ha dejado de ser solo para la primavera y el verano. Anímate a ponerte un vestido con estampados florales, fractales o de fantasía en tonos otoñales y combínalo con unas medias oscuras, tupidas, y botas altas con tacón. Acompaña el conjunto con un abrigo teddy y, si te gusta, ponte un sombrero beige o negro para coronar tu estilismo.

 

Tejidos calentitos

Elegir tus vestidos en las telas apropiadas, cálidas, estilosas y atractivas, es un factor decisivo para llevar a gusto tus vestidos de invierno. El denim, el muflón, la pata de gallo, la lana o la pana son alternativas adecuadas, que aúnan cuerpo, solvencia térmica y todo el encanto necesario.

 

¿Qué te ha parecido? No te quepa duda: las opciones son muchísimas, y muy vistosas, para llevar vestidos en invierno sin helarnos. En Mängata looks sorprendentes y llenos de vida, energía y buen rollo. ¡Descúbrelos ahora!