trevede

No estamos descubriendo nada nuevo si decimos que no todas las pieles toleran el mismo tipo de productos. Si tienes en cuenta las necesidades de la tuya a la hora de comprar cosmética, ya tienes mucho ganado. Ahora la cuestión es comprobar si estás aplicando esos productos de cuidado facial en el orden adecuado. Una información que sabemos que te interesa porque, al igual que estás pendiente de las novedades de nuestras tiendas como la de Trévede, seguro que agradeces información para mantener tu piel perfecta.

Un estudio reciente de Farmaconfianza e iDermo apunta que casi la mitad de las españolas no saben en qué orden aplicar sus cosméticos. Algo muy a tener en cuenta ya que la efectividad de todas las cremas, sérums y aceites que nos apliquemos depende en gran medida del orden de uso. La primera regla a interiorizar es que siempre hemos de aplicar los productos de menor a mayor densidad. Date cuenta de que, si aplicas en primer lugar un producto con una densidad muy alta hará de barrera para la penetración de los más ligeros.

Paso 1: Brumas hidratantes

Puede que no las tengas en cuenta en tu rutina, pero cada vez más marcas las incluyen en sus catálogos. Se puede aplicar antes del tratamiento a modo de tónico o incluso encima del maquillaje para rehidratar la piel a lo largo del día. Lo ideal es utilizarla justo después del tónico.

Paso 2: Contornos de ojos y labios

Debes aplicarlos antes del sérum y de la crema hidratante.

Paso 3: Esencias

Es otro producto que cada vez está más presente en las líneas de tratamiento de muchas firmas cosméticas. La norma general es aplicarla antes del serum porque es más ligera.

Paso 4: Serums, sueros y aceites

Lo normal es usar uno de los tres y hacerlo después del contorno de ojos y de la esencia, antes de la crema hidratante. Este tipo de productos siempre potencian la efectividad de la crema que vayas a aplicar después.

Paso 5: Cremas hidratantes y protector solar

Siempre se ponen después del contorno de ojos, de la esencia y del sérum. Recuerda que los dermatólogos recomiendan usar todos los días del año protección solar. Se aplica después de la hidratante y antes de la base de maquillaje. Eso sí, en Mängata te recordamos que puedes elegir una crema hidratante o base de maquillaje con un índice alto de protección solar. Dependerá del tipo de piel pero en invierno puede valer con un SFP 25. En periodos de mayor exposición solar elevaremos ese SPF a 30 en pieles oscuras y a 50 en claras.

¡Comparte este artículo!

Entradas Relacionadas

Dejar un comentario

Traducir