vestidos para cóctel

Si para los niños la palabra mágica más reconocible es abracadabra, para muchas mujeres es “Indiba”. Uno de los tratamientos más revolucionarios para devolver a la piel parte de la vitalidad perdida con el paso de los años. Porque el espíritu joven no está solo reflejado en el DNI. Ponte uno de nuestros vestidos para cóctel y echa un ojo a los mejores tratamientos para disfrutar de un cutis joven.

El tratamiento Indiba es una de las variantes de la radiofrecuencia. Un método para reafirmar la piel y que no es invasivo. La radiofrecuencia llega a las capas profundas de la dermis y actúa sobre las fibras que tensan la piel nutriéndola y revitalizándola. Notarás resultados visibles en una sola sesión aunque su efecto es acumulativo y poco a poco verás cómo tu piel gana en elasticidad.

Hay muchos más tratamientos faciales sin cirugía por los que podemos optar para corregir la falta de luminosidad en la piel además de para mejorar la hidratación y la elasticidad. Uno de los más demandados es el tratamiento con IPL. Su objetivo es el fotorejuvenecimiento facial. Lo hace mejorando gradualmente la tonalidad y textura de la piel. Ideal para eliminar manchas, rojeces, poros dilatados y arrugas finas.

Mención especial merece el peeling químico que ofrecen ya la mayoría de los centros de estética y belleza a los que van las clientas de Mängata. De hecho, el final del verano es el momento perfecto para hacértelo. Consiste en la aplicación de determinados productos para regenerar y reparar la piel. Después del verano, te ayudará a recuperar la piel tras meses de sol y salitre. Lógicamente, el tipo de ácido a utilizar dependerá del tipo de piel y de las necesidades específicas que ésta presente en cada momento. Los más utilizados son: láctico, glicólico, salicílico, tricloroacético (TCA), mandélico y azelaico.

Terminamos con la cavitación. Es una técnica no quirúrgica para eliminar la grasa localizada mediante el uso de ultrasonidos de baja frecuencia. Esa grasa se elimina con la orina o a través del sistema linfático. Una técnica ideal para librarte de la odiosa piel de naranja, para mejorar la circulación, eliminar toxinas y aumentar el tono y elasticidad de los tejidos.

Uno de los referentes en el campo de la estética es la doctora Luz García Juan, especialista en bótox, rellenos faciales e hilos tensores. La encontrarás en la calle Fernando el Católico, 61 (Madrid) y en el teléfono 91 573 4084.

¡Comparte este artículo!

Entradas Relacionadas

Dejar un comentario

Traducir