TRAJES DE CHAQUETA MUJER

Aunque inspirados en los que durante décadas han llevado los hombres, los trajes de chaqueta de mujer son un conjunto cargado de posibilidades. Cada temporada se reinventan, dispuestos a no pasar de moda. Y, sin duda, lo consiguen. Optar por la combinación de pantalón y americana siempre es un acierto. ¿Te animas a hacer la prueba?

 

Trajes de chaqueta femeninos con mucha historia

Tal vez desconozcas que la lucha por la igualdad de sexos marcó el origen de los trajes de chaqueta femeninos. Ese fue el punto de inicio de la adaptación que sufrirían los tradicionales atuendos confeccionados para caballero. A principios del siglo XIX, las jóvenes comenzaron a utilizar la chaqueta tipo blazer, que hasta ese momento era considerada exclusivamente masculina. Fue un equipo de remo femenino de Cambridge el que decidió popularizarla. A finales de ese mismo siglo, la actriz Sarah Bernhardt se atrevió a utilizar un traje hecho a medida en sus representaciones teatrales en París.

A pesar de que su elección rayó el escándalo, hizo que muchas otras mujeres se fijaran en las posibilidades que ofrecía. Años más tarde, Coco Chanel llevó a cabo su propia interpretación del traje, aunque sustituyendo el pantalón por una falda. A su historia se sumaron, posteriormente, otros diseñadores y firmas de reconocido prestigio internacional, como Christian Dior, Ralph Lauren, Calvin Klein y Donna Karan.

 

Con pantalón o con falda, siempre de moda

Seguro que en más de una ocasión lo has vestido en función de las tendencias de ese momento. Con hombreras, con raya diplomática, de estilo oversize, más entallado, liso, a cuadros, con lentejuelas… En definitiva, el traje sigue plenamente vigente pese a sus mil y una reinvenciones.

Su evolución en el tiempo le ha permitido pasar de la falda al pantalón y viceversa. La búsqueda de una mayor feminidad, en unos casos, y el intento por crear uniformes de trabajo, en otros, le han obligado a oscilar entre una prenda y otra.

Las dos son igual de válidas. También, hoy en día, se ha introducido una tercera variante: la del pantalón corto. A pesar de que su desarrollo, de una y otra forma, ha estado ligado al ámbito laboral, estas creaciones saltan a la calle dispuestas a restar su cota de formalismo mediante el empleo de diversos accesorios.

Y tú, ¿con cuál te quedas? ¿Con la falda o el pantalón?

 

Consejos sobre cómo y cuándo llevar un conjunto de blazer y pantalón

A pesar de que la oficina es su hábitat natural, cualquier conjunto de blazer y pantalón conquistará todos los escenarios, siempre y cuando pongas en práctica una serie de recomendaciones muy útiles. Toma nota de ellas.

 

1. Una fiesta nocturna

Elige una combinación en negro inspirada en el clásico esmoquin. Para personalizarlo, cambia la tradicional blusa por un top lencero o un bralette. No olvides llevar zapatos de tacón, un bolso de mano y unos pendientes con brillo.

El negro es el color estrella en estos casos, pero no descartes otros. Si te atreves, decántate por el blanco o el rojo. Las lentejuelas en un lado o en su totalidad también te ayudarán a deslumbrar durante la velada.

 

2. Una salida con amigos

Acabas de salir del trabajo y has quedado con tus amigos, pero no te da tiempo a cambiarte. No te preocupes. Con unas simples modificaciones, tu look laboral pasará a ser más informal. En la transformación, puedes optar por sustituir los zapatos por zapatillas deportivas. Si puedes, olvídate del top o la camisa y ponte una camiseta básica con algún estampado.

Completa la metamorfosis con un bolso juvenil, preferiblemente de tamaño pequeño. Ya estás lista para disfrutar de tus planes.

 

3. Un evento a plena luz del día

Si estás decidida a acudir con tu traje sastre, asegúrate de otorgarle una nota de originalidad. Personalízalo con unos botines o unas sandalias. Puedes llevar la chaqueta cerrada y sobre ella, un cinturón. Le dará un toque chic. Si optas por lucirla abierta, da protagonismo al top que lleves eligiendo una creación especial. Las lenceras son también en este caso una excelente opción, lo mismo que un top de raso.

Añade un bolso que no pase desapercibido, con personalidad propia. El outfit estará completo.

 

4. Un paseo por la ciudad

¿Te gusta caminar por cualquier gran urbe, hacer compras y descansar tomando un café? No renuncies a la moda en esos momentos de los que tanto disfrutas. Aprovecha para vestir tu traje. El que incluye un pantalón con pinzas en la cintura te ofrecerá una mayor comodidad y libertad de movimientos.

Combínalo con una shopping bag en la que puedas llevar todo lo que te apetezca y no olvides tus gafas de sol.

Como ves, los trajes de chaqueta mujer no solo no pasan de moda, sino que te ofrecen distintas posibilidades para los diferentes compromisos que tengas en tu agenda. Elígelos y triunfarás.