elegir vestido según tu tipo de cuerpo

Cada mujer debería vestirse para sentirse bien con ella misma y no para agradar a los demás. El amor propio y conocerse bien son dos de los pasos más importantes para vestir con personalidad, y para elegir vestido según tu tipo de cuerpo.

Es de vital importancia que sepas cuáles son tus puntos fuertes y lo que más te favorece. En el siguiente artículo, queremos ayudarte a que encuentres el vestido que te queda mejor según tu tipo de cuerpo. Para empezar, recomendamos que vistas siempre siguiendo tu propio estilo y que no pierdas nunca esa esencia que tanto te caracteriza.

Una vez tengas claro cuál es tu estilo, debes centrarte en elegir los vestidos que te queden como anillo al dedo y, sobre todo, con los que te sientas más bonita. Debes vestirte por y para ti, y no según lo que te digan los demás.

 

Trucos de moda femenina para escoger el vestido ideal para ti

El concepto de moda femenina ha ido evolucionando a lo largo de los años. En cada época de la historia han predominado unos estilos y tendencias diferentes, y la mujer se ha ido adaptando a las corrientes del momento. Cabe destacar que la fuerza y la actitud siempre han sido dos aspectos clave en la moda femenina.

No pueden faltar en tu armario un par de vestidos de diferentes diseños y cortes. Por este motivo, te daremos una serie de consejos y de trucos para que la próxima vez que compres un vestido, sientas que estás tomando la mejor decisión.

Corte recto

Es un tipo de corte ideal para las mujeres que tienen un cuerpo en forma de V o de manzana. De este modo, si apuestas por este estilo, evitarás que la cintura sea tu centro de atención y potenciarás otras partes de tu fisonomía.

Corte canesú

Este tipo de corte queda justo por encima del pecho. Es la elección perfecta si quieres aparentar tener más pecho.

Corte imperio

Es un corte ideal para realzar tu pecho y simular que eres más alta.

Corte cintura alta

Es perfecto para disimular las cinturas anchas y es similar al corte imperio, pero este tiene el corte casi hasta la cintura.

Corte tubo

Es un corte que se ajusta perfectamente al cuerpo femenino y que resalta la cintura. Es ideal si eres una mujer delgada y tu objetivo es remarcar tu figura.

Corte cintura baja

Este corte refleja a la perfección el estilo de vestido que se lucía en los años 20. Por ello, es ideal si eres amante de esta época y deseas alargar tu torso. Además, es muy elegante.

Corte ablusado

Es el más recomendado si tienes poco pecho y deseas disimular tus caderas. Un vestido de corte ablusado conseguirá darle más forma a tu cuerpo.

Corte asimétrico

Los cortes asimétricos nos gustan especialmente porque su asimetría rompe con la línea del cuerpo femenino. Por lo tanto, este tipo de corte sienta de maravilla a las mujeres altas y delgadas. Si es tu caso, no dudes en apostar por un vestido original y diferente que te haga sentir única.

Corte camisero

Es una opción muy versátil y estupenda para lucir esta primavera. Además, sienta bien a todas las mujeres y lo puedes combinar con un accesorio a conjunto para marcar más tu figura.

Corte evasé

También es conocido como corte acampanado y suele favorecer a todo tipo de cuerpos y siluetas femeninas. Esto es debido a que son vestidos que marcan la cintura, pero no las caderas.

Es un corte perfecto si deseas simular que tienes unas piernas más largas o bien quieres disimular tus caderas.

Tipos de cuerpo femenino y cómo acertar con tu vestido

Estas son algunas de las figuras que la mayoría de mujeres tienen y con la que te puedes sentir identificada. A modo de ejemplo, te proponemos un estilo de vestido para que puedas elegir vestido según tu tipo de cuerpo.

Figura triangular o de pera

Se trata de mujeres que tienen los hombros más estrechos que sus caderas. Hablamos de mujeres que tienen la cintura muy definida, poco pecho y las piernas más anchas.

En este caso, los vestidos con escote en V o cualquier estilo que resalte la parte superior de la figura son todo un acierto. También los de corte recto. No recomendamos lucir los vestidos plisados o de tul.

Figura redonda o con forma de manzana

Se trata de mujeres que tienen un cuerpo con poca cintura y con mucho volumen en la parte de su abdomen. Además, sus hombros tienen una forma más redonda y tienen unas piernas bastante delgadas.

En este caso, los vestidos de corte imperio son ideales. Sin embargo, es un error lucir vestidos de tubo o muy ceñidos en la parte de la cintura.

Figura rectangular

Se trata de mujeres que tienen un cuerpo proporcionado, pero que no resulta demasiado femenino. En estos casos, aconsejamos los vestidos que van ajustados a la parte superior del cuerpo y que presentan volumen en la parte de la cintura y las piernas.

Un claro ejemplo son los vestidos tipo lady. No recomendamos los vestidos de tubo o corte recto, ya que no benefician el cuerpo de estas mujeres.

Figura de reloj de arena

Se trata de mujeres cuyo pecho está en perfecta armonía con las caderas. Además, tienen una cintura muy definida. Es un tipo de cuerpo que tiene curvas y que resulta muy femenino.

Y para las mujeres con este cuerpo, los vestidos que dibujen su cintura son todo un acierto, dado que se adaptan a su silueta. En este caso, no es aconsejable lucir vestidos de corte recto ya que no potencian las curvas.

En definitiva, conocerte bien y saber lo que te sienta mejor te ayudará a elegir el vestido según tu tipo de cuerpo. Aconsejamos que prestes especial atención al corte del vestido que vayas a comprar, a los tejidos y a la forma del escote. Asegúrate de escoger un tipo de vestido con el que te sientas cómoda.