isabel herrero,

Está claro que, en algunas ciudades españolas, los índices de contaminación son mucho más altos que en otras y que esto repercute en nuestra salud. También en la de nuestra piel. Queremos ahondar en los efectos de la alta polución en nuestra piel esperando que esta información sea del interés de las clientas de tiendas como Isabel Herrero que venden nuestras prendas.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y su función principal es la de protegernos del exterior, evitar que penetren en el organismo agentes nocivos. Está formada de varias capas: la epidermis, la dermis y la hipodermis. La epidermis es la más superficial y por lo tanto la que va a sufrir la mayor parte de las agresiones externas. Para cumplir su función, la piel ha de estar intacta para que no entren sustancias tóxicas y microorganismos patógenos. Por eso es tan importante cuidarla y protegerla.

El efecto de la contaminación

La polución está presente en el medio ambiente, el aire o el agua. A la piel le afectan sobre todo de gases y partículas minúsculas que pueden penetrar en la piel. Los elementos químicos que también encontramos en la polución producen reacciones metabólicas perjudiciales, formando radicales libres y estrés oxidativo.


La contaminación afecta a la piel a todos los niveles. De forma superficial ya que puede provocar estrés. Además, la piel no es lisa ya que en la epidermis hay poros, folículos pilosos y glándulas sebáceas y sudoríparas. Estas son puertas de entrada de los contaminantes y es donde principalmente se depositan estas partículas nocivas. Además, las glándulas segregan sudor y grasa, lo que sumado a la suciedad ambiental, hace que estas partículas se peguen a la piel. Dicho de otro modo, la piel se ensucia y tapona los poros, lo que evita que se pueda oxigenar. Como consecuencia, disminuye la velocidad de renovación celular. La capa córnea de la epidermis se engrosará y la piel se verá más rugosa y apagada.

Por otro lado, en Mängata te recordamos que los agentes contaminantes incrementan los niveles de radicales libres en el organismo, dañando las moléculas de ADN celular y provocando un mal funcionamiento de la barrera epidérmica, de una mala formación del colágeno, de las fibras de elastina que componen la piel. En consecuencia, la piel pierde firmeza y elasticidad. Así que ya sabes, aunque no te maquilles, lávate la cara siempre antes de ir a la cama, usa un tónico y mucha hidratante.

Port Relacionados

Leave a comment

Traducir